Orlando Salgado

Subtitle

El porque quiero a Manizales

EL PORQUÉ QUIERO A MANIZALES


Manizales tiene una ubicación geográfica de privilegio; enclavada en la cordillera central de Los Andes y, formando parte de la Región Andina se encuentra rodeada de un relieve tan variado que le permite disfrutar de una diversidad de paisajes desde el nevado hasta el valle, y pasa por los bosques y montañas de donde emerge una gran riqueza en fauna y flora con abundancia en productos agrícolas provenientes de los cuatro pisos térmicos.


La rica topografía es el escenario para el nacimiento y el descenso de ríos y quebradas que entregan a nuestra región el precioso y vital líquido que nos limpia y refresca; el clima, con lluvias repentinas seguidas de situaciones veraniegas, primaverales y otoñales hacen parte de la cotidianidad y brindan un ambiente óptimo para el trabajo, el estudio y el sano esparcimiento.


Por otra parte, nosotros, desde los albores de la historia documentada nos hemos caracterizado por ser una raza pujante, ingeniosa y creativa, con fortaleza para asumir retos y con capacidad para superar grandes dificultades; nuestros ancestros, en un terreno abrupto construyeron la ciudad y, a través de los cielos, acortaron las distancias con Mariquita.


Hoy, por las calles, ruedan vehículos de servicio público pulcros y en buen estado con conductores educados, que se ajustan juiciosamente, a la normas de tránsito, con el propósito de brindarle a propios y extraños un momento agradable, mientras arriban a su destino. La arquitectura de ayer y de hoy y, el don de sus gentes, embellecen una ciudad que brilla con luz propia; en ella se erigen dos universidades estatales de reconocida trayectoria y altos estándares internacionales de calidad, con una infraestructura renovada y un personal docente, directivo y administrativo idóneo que ofrecen los servicios educativos con profesionalismo; son las consentidas académicas de la región y del país y anfitrionas de jóvenes que llegan de los cuatro puntos cardinales motivados por los programas de pregrado y de posgrado; la de Caldas, patrimonio de la región, está de pláceme al recibir la renovación de su acreditación institucional de manos de la viceministra de Educación Superior.


Ahora, amparados en los organismos de control y en la prensa hablada y escrita, que sin claudicar, denuncian los actos censurables por parte de algunos funcionarios públicos, aspiramos recuperar el prestigio de ciudad pionera en el desarrollo y en la innovación con una administración renovada, con líderes que conscientes del gran compromiso que asumen, legislen en favor del empleo, la educación, la vivienda y la seguridad; recuperen nuestra industria insigne del actual caos administrativo y superen las dificultades que impiden una conexión más cómoda y rápida, con el mundo a través del proyectado aeropuerto.



ORLANDO SALGADO RAMIREZ.